MANTENIMIENTO EN JARDINES

El mantenimiento de jardines es una de las actividades principales de CentreVERD, que realiza tanto para administraciones locales, provinciales y regionales, como para centros comerciales, comunidades de vecinos, empresas privadas o urbanizaciones.

El mantenimiento de jardines es una de las actividades principales de centreVERD, que realiza tanto para administraciones locales, provinciales y regionales, como para centros comerciales, comunidades de vecinos, empresas privadas o urbanizaciones.

centreVERD se adapta constantemente a los cambios en su sector y a las demandas tanto del medioambiente como de las administraciones, es por ello que trabajamos la jardinería medioambiental, implantando varias técnicas que permiten un cuidado del entrono y por tanto un menor impacto artificial en el medio.

Entre ellos encontramos la gestión integrada de plagas (GIP) es una estrategia de control que consiste básicamente en la aplicación racional de una combinación de medidas biológicas, biotecnológicas, químicas, de cultivo o de selección de vegetales, de modo que la utilización de productos fitosanitarios se limite al mínimo necesario. En la actualidad, la GIP es la estrategia de control preferida prácticamente en la mayor parte de cultivos, tanto por motivos de eficacia, como sociales, económicos y medioambientales.

Junto esta técnica, centreVERD trabaja para eliminar el uso de glifosato, un herbicida de contacto que tiene graves impactos en el medio ambiente, puesto que afecta a los demás seres vivos como a los seres humanos, contamina los suelos y el agua. Es por ello que en los casos en los que se realiza una escarda química, se evita en gran medida el uso de Glifosato.

Para poder trabajar en la línea de glifosato cero, se potencia la escarda manual, y solo en casos estrictamente necesarios se usan productos químicos más respetuosos con el medio ambiente y urbano, que produzcan menos residuos lixiviables en el suelo, y que se degraden más rápidamente, evitando su fijación.

Para mejorar más la gestión de aguas pluviales se aplican SuDS (sistemas urbanos de drenaje sostenible), estableciendo así una estrategia innovadora que pretende reproducir los procesos hidrológicos previos a un desarrollo urbanístico: infiltración, filtración, almacenamiento y evapotranspiración, mediante la integración de elementos de control de la escorrentía en un paisaje urbano o antropizado.